Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘lapsos’

Triple Terapia

Creo que todos hemos tenidos esos días en lo que todo está mal. Ese momento en el  que sólo tenemos ganas de tirarnos en la cama y llorar. Ya sea porque discutimos con alguien, porque desaprobamos una materia, porque estamos infelices con nuestro trabajo o porque nos dimos cuenta que el chico/a que nos encanta no siente lo mismo. A ese momento, yo lo llamo “Lapso de cuasi depresión”.Esta semana tuve mi lapso. Y mientras derramaba un rio sobre mi almohada (soy de llorar mucho), encontré una solución. La voy a bautizar la triple terapia. Descubrí que funciona perfecto y decidí compartirla. Espero que los ayude en sus respectivos “lapsos”.

 Paso 1: Ir a la Cama pero no acostarse. Sentarse bien en el bordecito con la espalda recta (esto es cualquiera, pero para darle un toque “médico”). Ahora sí, prender el reproductor de música a todo volumen y escuchar. Todos tenemos un tipo de música que nos ayuda a descargar, ya  sea Linkin Park, Pink Floyd, Sex Pistols, Pearl Jam o Elvis Presley. Con solo escuchar la letra a todo volumen, nos sentimos mejor y relajamos la mente. Eso sí, a todo volumen.                                         

Paso 2: Ya un poco más relajados entramos en la etapa de los gritos. Cuando estamos mal nos dan ganas de gritarle a todos y a todo. Bueno, hay una mejor forma de gritar sin volver locos a nuestros vecinos. Con esa misma música, ahora la cantamos. Pero no hablo de cantar a ritmo y afinados. Aquí no importa ni la afinación, ni la pronunciación ni la perfección en las letras. Aquí solo importa el volumen. Con todas las ganas, cantemos (o gritemos mejor dicho). Van a ver como poco a poco van relajándose aun más, liberando adrenalina y calmando la mente.

Paso 3: Por ultimo llegamos al paso tres. Este paso es solo para los valientes. Ahora ya estamos relajados, la mente está tranquila y dejo de maquinar. Es el turno de exaltarnos. Con otra música (o la misma si eso desean) nos vamos a parar, ir hacia una zona con más espacio y bailar. Otra vez, aquí no importa el ritmo o los pasos. Lo único que importa es moverse. Antes de lo que imaginan ya van a estar con una sonrisa en la cara. Y de esta forma van a haber superado, exitosamente vale decir, su “lapsus”.

 Yo sé que es un poco bobo lo que planteo, pero creo fielmente que estas pequeñas y tontas cosas nos ayudan a no caer. Porque es imposible pensar que siempre vamos a estar bien, es imposible creer que nada nos afecta. Todos en algún momento sentimos que nada está yendo como queremos, que nuestros sueños y metas están lejos de cumplirse, si es que algún día se cumplirán. Que todo lo que nos costó tanto construir se está cayendo a pedazos. Y en esos momentos, por más de que tengamos mil personas queridas que nos quieren ayudar, los únicos que realmente podemos hacer algo para no caer, somos nosotros mismos. Para mí la música es terapia, y creo que para todos los demás puede llegar a tener el mismo efecto. Por eso les dejo esta pequeña técnica. Espero que si algún día, la prueban, les ayude. A mí me ayudo, y mucho.

Anuncios

Read Full Post »