Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 agosto 2016

Lo sabía.

58926

Yo sabía que esto iba a terminar mal.

Lo pensé desde el día uno. Bueno, desde el día uno en que decidí que podíamos ser amigos, en que accedí a no esperar nada de el, en que me comprometí a no invitarlo a salir más, a no tratar de verlo ni hacer planes concretos. Lo sabía. Desde ese día. Que igual me iba a doler e igual me iba a lastimar. Pero no el, yo misma. Es que no era real. No era amistad. No era desconexión emocional. Era una mentira prefabricada por mi para no perder aunque sea la migaja de lo que tenía.

Pero claro, cuando tomamos este tipo de decisión de alguna forma creemos que la esperanza no muere, o que somos lo suficiente maduros o fuertes para soportarlo. Todo sea por el bien de la “amistad”, por el bien de la “conexión” y, dejamos de lado lo mal que nos vamos a sentir una vez que la farsa se descubra. Que la descubramos nosotros mismos.

¿Cuándo pasa esto? En el momento que nos enteramos que ya NO hay esperanza. Que lo que tienen es eso y nada más, y, peor aún, que lo más probable es que “eso” no es o era real tampoco. Es decir – una falsa amistad – una falsa conexión. Porque aunque te repitas mil veces que no esperas más de alguien, la mera necesidad de recordártelo a ti misma todo el tiempo, indica que sí esperas. Que sí quieres más. Y en la vida, si quieres y esperas más y no te lo están dando, te tienes que alejar. Debes dejarlo ir. Ya que de lo contrario, vas a salir lastimada. Tan simple como eso.

Entonces sí, yo sabía que esto iba a terminar mal y decidí hacerlo igual. Ahora me toca recordarme que esto también pasará…this too shall pass. Y esperar haber aprendido a no mentirnos, pero, por sobre todo, a valorarnos.

Anuncios

Read Full Post »