Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 septiembre 2014

Es tiempo de preguntar

questions

Cuantas veces nos ha pasado que salimos en una cita y todo va genial. Él nos mira a los ojos, nosotras también, nos toca un brazo por aquí, una pierna por acá…nos invita a quedarnos más tiempo, “no hay apuro de irnos, o si?”. La química la sentimos, la conexión esta ahí.
Y cuantas veces nos ha pasado que no volvemos a saber de ellos nunca mas?.

Esa es una realidad. Para nosotras todo nos indica que la noche va muy pero muy bien. Que hay química, que hay conexión. Y no solo de nuestra parte, sino que es mutuo. Pero, luego del momento, pasan los días y no volvemos a escuchar de ellos, ni un mensaje, ni una llamada, nada. Que paso? Sin quererlo, o queriéndolo, nos empezamos a cuestionar todo. Cada actitud de esa noche, cada mirada, cada frase, cada chiste. Nos destrozamos a nosotras mismas, nos desmenuzamos y para qué? Para encontrar la razón por la que no nos llamaron mas? Vale la pena tanto así? Es cierto lo que dicen que somos nuestros peores críticos, y eso es lo que tendemos a hacer las mujeres cuando no entendemos.

El otro día leí una nota muy interesante (y chistosa) acerca de una joven que sale con un chico, la pasa increíble, el la besa al terminar la noche y después no vuelve a saber de él. Es ahí cuando ella empieza a analizar en qué momento ella malinterpretó la situación, porque según ella todo iba perfecto. Hasta la beso!! Luego de analizarse y analizar la noche, ella llega a la conclusión de que quizás lo mas sensato sería preguntar…así es, preguntarle al otro protagonista de la noche y todos los otros protagonistas de otras noches.

Es un juego peligroso, es cierto, pero a definidas cuentas y como he dicho muchas veces antes, no podemos leerle la mente a la gente. No podemos saber qué paso si no nos lo dicen. Muchas veces no vale ni la pena saber, porque tanto no nos gustaba, pero otras…simplemente necesitamos entender. Es ahí donde yo creo que lo plantea esta escritora no es tan descabellado. Quizás es tiempo de dejar de analizar y empezar a preguntar…

Eso es lo que pienso hacer de ahora en más. Voy a empezar a preguntar. Muchas veces la realidad es mucho menos dramática de lo que nos imaginamos. Qué piensan? Se animan a preguntar ustedes también?

Si quieren saber cómo le fue a la escritora, pueden leer su nota completa aquí: http://bit.ly/108A6yl
Si quieren saber cómo me fue a mi..bueno sigan leyendo. Ya les contaré los resultados.

Read Full Post »

ac8354754d523897746b235991781aaa
Los hombres son simples. Si te quieren ver, te escriben. Y si te escriben es porque les gustas. Si NO te quieren ver, NO te escriben ni te hablan más.

¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase? Cada vez que tenemos alguna duda sobre alguien que nos interesa, todos a nuestro alrededor nos dicen esto. Bueno, tengo noticias para todas ustedes. NO, los hombres no son simples. Son seres complejos. Es imposible saber si le gustas al menos que te lo digan. Y aún cuando te lo dicen, no estamos seguras de creerles.

Cuando éramos más jóvenes se trataba de un juego. Para salir con alguien tenías que entrar en el juego y aprenderte las reglas. Si te escribe dos días después de la primera cita es porque les gustas demasiado, pero no podían pasar por desesperados. Pero ojo, no le contestes de una vez y ni se te ocurra mostrate disponible a la primera opción.

Pero luego crecemos, el juego nos deja de gustar porque ya no se trata de salir con alguien por salir, sino de encontrar a alguien que nos guste y con el que disfrutemos de estar juntos. Es ahí cuando la cosa se complica extrañamente.

Ya no hay juegos. O eso creemos. Pero aún de grandes es muy difícil entender lo que quiere el otro. Y en especial a los hombres. Ellos son complejos, llenos de capas e historias pasadas, traumas y preocupaciones. Son tímidos, o tienen miedo o de un día para otro desaparecen. ¿Cómo saber si realmente le gustas?

Yo creo que nuestra mejor opción es ir con la verdad. Con la sinceridad. Así es. Si te gusta alguien, dile que te gusta. Si le gustas, te lo va a hacer saber. Si nos sentamos a analizar cada mensaje y cada una de sus acciones en una cita, no vamos a terminar nunca de entender, porque la realidad es, que no podemos leer su mente, por más que queramos. Mi consejo hoy es que no entres en juegos de análisis, si te gusta, que lo sepa. Y si le gustas, esperemos que te lo deje saber también.

Read Full Post »